Prioridades y programas

No enseñamos a leer y escribir. Más bien, utilizamos la lectura y la escritura como herramientas esenciales para desarrollar el diálogo, la reflexión y la identidad. Por eso medimos nuestro impacto en términos del cambio en comportamientos pro-sociales, cambios en la percepción de los estudiantes sobre sí mismos y sus futuros. La lectura y la escritura son herramientas para navegar los estudios y el trabajo, pero también son la base de prácticas sensibles al trauma para crear resiliencia y empatía.