October 19, 2012 by ConTextos

¡CONTEXTOS ESTÁ EN MUNDO VERDE!

ConTextos está de visita esta semana en la escuela bilingüe Mundo Verde en Washington DC, sus niños/as representan la riqueza cultural de la comunidad con la que trabajan y la escuela continuamente se esfuerza para que sus maestros estén completamente preparados para que más allá de lo académico sus estudiantes desarrollen ciudadanía con tolerancia y habilidades de resolución de problemas.

Las primeras clases que observamos fueron en español, muchos de los estudiantes hablan este idioma como lengua materna y por ende sus maestros también lo hacen, estos niños bilingües trabajan “muy duro” como dicen ellos, para mantenerse en una fluida rutina de clases donde lo lúdico se funde con el orden convirtiéndose en el motor del aprendizaje, pero principalmente en una característica fundamental para hablar de calidad educativa.

Los niños/as de esta escuela son tan niños/as como los niños de nuestras escuelas en El Salvador, es decir, les gusta la música, el baile, la comida, los libros, sonreir y ser amados, entre otras tantas cosas. La pregunta que me asalta por costumbre, por lógica o por lo que sea… es ¿Por qué en nuestras escuelas las clases no pueden ser así para los niños salvadoreños?, es decir ¿Por qué tienen que ser tan rígidas, tan impersonales, tan faltas de sentido humano? Por supuesto no me refiero a todas las clases de mi país, solo a muchas donde los niños son tratados sin respeto por su niñez, sin oportunidad de tener los mejores apoyos para avanzar.

Alguien me preguntó ¿son tan distintas sus clases?, y he tenido que hacer comparaciones pero me esforzaré por enfocarme en aquellas cosas que solo dependen del profesor como líder de la clase, y no mencionaré  los otros factores más visibles pero que no dependen solamente del profesor.  Sin ser tan profundos en la observación, la actitud de los profesores de Mundo Verde nos recuerda que la escuela es el otro hogar de los niños/as (para muchos el único “hogar”) de ahí que el ambiente del aula, de la escuela misma es de calidez, de afecto, de respeto pero sobre todo de priorizar el aprendizaje de los niños/as, es decir no solo es amor, es templanza para ayudarlos a reflexionar en sus desaciertos, para ayudarles a reconocer sus abusos y reconocerlos como faltas. Gracias Mundo Verde por recordarnos que los niños son personas que necesitan ser tratadas como tales.

Entre las cosas que considero  transcendentales en la enseñanza de Mundo Verde y que merecen destacarse: En primer lugar la actitud de alegría, de calidez y de empeño de los profesores que dedican su tiempo para planificar la experiencia de aprendizaje diaria. Experiencia que se desarrolla con una estructura clara, donde los niños saben cuáles son sus metas diarias, y las actividades que realiza son para alcanzarlas, una secuencia didáctica que prioriza el aprendizaje autónomo, el énfasis en aprender la resolución de problemas,  con una determinante participación del profesor, quién está ahí para el niño/a, preguntarle, escucharle, para dar valor y sentido a su voz. En segundo lugar el constante esfuerzo para ver siempre lo positivo y destacarlo antes de enfocar en lo negativo, volviéndose una actitud de vida para la formación integral de los grupos. Finalmente el trabajo colaborativo que realizan constantemente respetando los aportes de todos los docentes, pero también escuchando con atención a los que tienen más experiencia.

Los aspectos mencionados suenan sencillos; pero son los que determinan y dan la pauta para alcanzar otros más superficiales en el camino hacia la calidad educativa. De ahí que al priorizar estos elementos, los maestros con voluntad, inspiración y respeto por la niñez pueden lograr grandes cosas, nos lo han mostrado esta semana los maestros de Mundo Verde.

Por Zoila Elizabeth Recinos
Coordinadora formación docente

Recent Posts

October 29, 2020

Dejarme asombrar me facilita aprender

En junio de este año me comuniqué con el profesor Salvador Guzmán, director del Centro Escolar Cantón San Rafael. Me llevó un poco de tiempo…

Read More
October 19, 2020

No puedo decir quiénes son, ni cómo, ni cuándo, ni dónde

“No puedo decir quiénes son, ni cómo, ni cuándo, ni dónde…” Eso fue lo primero que escribió Jennifer Coreas, Jenny para ConTextos, después de mirar…

Read More
October 8, 2020

Gracias por la confianza

Hace poquito más de un año que trabajo en ConTextos. Empecé armando bibliotecas cuando estábamos afuera sin preocuparnos de a quién abrazábamos. Armar bibliotecas en…

Read More