January 9, 2017 by ConTextos

UN «DESPUÉS» DE SOY AUTOR

Hace rato, luego de un partidito me encontré a una señora que fue mi vecina 5 años atrás. Nosotros la consideramos como de la familia por el tiempo que compartimos, lastimosamente ella junto a su familia tuvieron que mudarse. No nos vemos seguido, pero aún así nunca perdimos comunicación.
Ella amablemente nos ofreció llevarnos a casa, por supuesto aceptamos.
Su nieta estaba emocionada por que leería mi libro, desde que me vio no paraba de mencionarlo.
Al llegar a casa con entusiasmo saludaron a mi mamá. Ella se sorprendió mucho al verlas, pero igual se puso muy feliz; el brillo de sus ojos lo decía todo. Busqué mi libro y se lo presté a su nieta, lo leyó, me felicitó y luego salió a jugar con mi hermano.
Luego de conversar, la señora observó el libro, pero pude notar que cada vez lo alejaba más, cuando de repente dijo: «Qué pena, no traje mis lentes». Reí y le pregunté si quería que se lo leyera, respondió que sí. Entonces tomé el libro y comencé a leerlo para todos los que estaban en la sala, pues ahí también se encontraban mi tía y mis dos primas. Claro, en ese instante ella era mi prioridad, necesitaba en serio su opinión de si le gustaría o no.
Seguí con la lectura de mi libro y noté a todos muy atentos a lo que decía, sólo sonreí y continué. De pronto llegué a mi parte favorita y al parecer la parte en la que todas se pusieron sentimentales. Suspiré al leer la última página. Entonces las observé y pude notar que lágrimas corrían por sus mejillas. Rápidamente puse mis ojos en el rostro de la señora que me vio crecer y se perdió parte de mi adolescencia. Sus manos actuaban como pañuelo al secar sus lagrimas, no paraba de llorar. Eso me conmovió demasiado causando un nudo estremecedor en mi garganta. Me puse de pie (porque estaba sentada en el suelo) y ella me abrazó muy fuerte, tan fuerte que sentía que mis huesos se quebrarían, pero eso no me importó. Le respondí con otro abrazo más fuerte.
En realidad me importaba su opinión, ella es muy importante en mi vida y ver cómo reaccionó. Me alegró en verdad la noche.

Aún no puedo creer lo que mi historia les transmitió, después de esto quisiera ver lo que les causará a las demás personas que lo lean.
Recuerdo que me esforcé para poder hacer sentir orgullosa a mi familia y amigos, en especial la mujer que me dio la vida.
Ahora me siento orgullosa de mí misma, en lo que me transformé, pero en especial me siento orgullosa de SER AUTORA.

Aún no puedo creer lo que mi historia les transmitió, ahora me siento más que orgullosa de SER AUTORA <3 .

Steffany Cruz

Steffany Cruz autora de «Una chispa de esperanza», estudiante de Soy Autor.

Puedes leer su escrito en este link.

Nuestro programa Soy Autor es una experiencia de lecto escritura que nos invita a explorar nuestra identidad y descubrir el poder de nuestra historia. el proceso de escritura permite abrir espacios de diálogo y colaboración para crear una comunidad de autores. La presente obra es el resultado del trabajo entre docentes y estudiantes de los gobiernos estudiantiles de Santa Ana para visibilizar las historias auténticas de El Salvador.

Recent Posts

October 19, 2020

No puedo decir quiénes son, ni cómo, ni cuándo, ni dónde

“No puedo decir quiénes son, ni cómo, ni cuándo, ni dónde…” Eso fue lo primero que escribió Jennifer Coreas, Jenny para ConTextos, después de mirar…

Read More
October 8, 2020

Gracias por la confianza

Hace poquito más de un año que trabajo en ConTextos. Empecé armando bibliotecas cuando estábamos afuera sin preocuparnos de a quién abrazábamos. Armar bibliotecas en…

Read More
September 24, 2020

Coordinar una organización a través de zoom

Al ver los meses transcurridos recuerdo la última semana de trabajo: tuvimos la celebración de un Soy Autor con Creative Associates, recibimos en nuestra nueva…

Read More